Cronograma de proyectos, agendas de trabajo, dependiencias y criterios de completitud

Posted on 30 abril 2008. Filed under: Organización del Trabajo Personal, Resolución de Problemas y Gestión de Incidentes, Trabajo en Equipo |

Resulta importante no hacer recortes en las actividades que tienen relación con el aseguramiento de calidad y las fechas de entrega no pueden poner en riesgo el aseguramiento de calidad, y los esfuerzos correctivos deben realizarse durante el proyecto y no al final cuando es prácticamente imposible.

Esto implica que debe plantearse una estrategia que sea sostenida durante todo el ciclo de vida del proyecto y que se apliquen las tácticas adecuadas para evitar desplazamientos que pongan en riesgo tanto la fecha de entrega como la calidad en si.

Es fácil observar que las agendas particulares que genera el cronograma del proyecto, tienen fuerte dependencias con otros integrantes del equipo y no es aceptable romper esas dependencias sin considerar los impactos de esas rupturas (básicamente cambio en la agenda de algún integrante). Este tipo de ruptura implica una falta al compromiso con el recurso dependiente y principalmente con la actividad planificada, lo cual quiere decir que alguien deberá realizar mayores esfuerzos para lograr cumplir con los elementos satisfactores que darán completitud a la actividad.

Es cierto que la mayoría de las veces no son intencionales tales incumplimientos, sobre todo en algunas personas con roles específicos, que reciben pedidos en carácter de urgente. Sin embargo, si existe una planificación y se crea una agenda personal que incluye actividades con dependencias hacia otras actividades de otros recursos (agenda global), todo esto debería anteponerse a la fuerte necesidad de responder a las necesidades instantáneas de los superiores del organigrama.

De no ser posible, debe consensuarse con los involucrados y modificar las condiciones de cumplimiento y aceptación (negociación), pero esto idealmente, no debería ser una constante hacia adentro, que implosione, sino que es mucho más saludable sostener un carácter de cumplimiento con las actividades con dependencias y el carácter negociador con los que generan nuevos pedidos en forma constante.

En definitiva si permanecemos en la actitud de modificar nuestras actividades rompiendo dependencias sin negociar, vamos en contra de los principios de Completitud, que pertenecen a los axiomas del aseguramiento de calidad. ¿No es completitud la palabra más utilizada por los superiores de la organización a la hora de una refriega por incumplimiento?

Ahora que estamos obligados a trabajar con agendas visibles para La Gerencia y el resto de los integrantes de la compañía, logremos que no se nos vuelva en contra y aprendamos a manejar todos los elementos que implica llevar una “agenda de compromisos”. Que cada ítem que ingresamos deje de ser un elemento de reclamo y acusaciones constantes.

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: