Escuchar mil veces sin que algo lo silencie

Posted on 16 enero 2008. Filed under: Uncategorized |

Surgen muchos pensamientos en mí a partir de la frustración del momento, permitiéndome asumir en parte la falla de nuestra actividad del día de hoy. Es fundamentalmente una falla de proceso por que se obvió al menos un elemento.

No faltaron de mi parte las preguntas necesarias y de base para iniciar los procedimientos de prueba.

No faltó mi criterio profesional para analizar cada uno de los pasos que se dieron tanto para las pruebas locales como para las pruebas remotas.

No faltó comunicación ni mucho menos consenso.

No evitamos desplegar cada una de las instancias técnicas que fueran necesarias para intentar llegar a un fin esperado.

Falló el proceso por que fallo al menos una cosa fundamental. Pero la intención es develar más elementos que entorpecen nuestras acciones y facilitan la omisión.

Tengo que marcar la diferencia entre haber cumplido con todos lo requerido para un proceso estándar y haber dejado de lado algo, cada vez que aquí se levanta una idea que minimiza tus planteos del proceso, por cumplimentar tus pedidos concretos de soluciones rápidas, efectivas y robustas. Esto debo hacerlo sin caer en la incoherencia de decirles que no tienen razón, pero tienen razón. Intento ser firme pero a su vez comprendo el planteo de cada uno al que le toca sufrir lo inconexo de un proceso que no se termina de amoldar a una realidad percibida, diferente.

Al fin de la reunión se planteó como inalcanzable considerar todos los posibles fallos que son heredados de una aplicación a la cual se intenta mejorar con poco y nada.

Sin embargo me opongo a la naturaleza del pensamiento que asevera tal situación y entiendo que hemos contado con todos los elementos necesarios, principalmente tiempo, más nos hizo falta dejar de temer a hacer las cosas correctamente. Esto implica dedicar el tiempo adecuado al análisis del problema, al planteo de la solución, a las verificaciones en todos sus niveles y a la aceptación de que a pesar de todo se puede presentar un defecto.

Pero si hiciéramos todo esto, ese posible defecto sería resuelto en un soplo y no nos dolería un esfuerzo, una discusión, una degradación profesional ni una lamentación.

Esto que menciono incluye a la Alta Gerencia como el elemento de mayor peso, por que se asume por parte del equipo, que las soluciones que pides deben ser reitero, rápidas, efectivas y robustas, pero nunca se cuenta con el tiempo para los elementos que se necesitan. O bien se asume lo que es más fácil (que termina siendo lo peor) ¿Sigue siendo el tiempo nuestro principal enemigo?

En líneas anteriores digo que tuvimos todos los elementos necesarios, principalmente tiempo, solo que el tiempo sufre una transformación extraordinaria cuando se lo utiliza de un modo u otro. El tiempo tiene otro precio cuando estamos intentando no quemarnos las manos con una braza que nosotros mismos encendimos por no respetar los elementos de un proceso, independientemente de los supuestos “no puede ser más de dos horas”.

En este sentido, debo oponerme a ser parte de cualquier proceso que implique mi aceptación si no tiene todos los componentes necesarios, principalmente por que cada día más me parezco al equipo y mucho menos a mi mismo, a mi rol. Si esta postura implica retrasos en los tiempos de entrega, y no es aceptable por su naturaleza, será que no hace falta mi participación como me la planteaste en sus orígenes.

Hoy concluí la charla con mis compañeros no solo marcando las diferencias que menciono antes en este mismo mensaje, sino imponiendo que nadie me pida que acepte seguir con una fase sin haberme mostrado la anterior. No me pidan pruebas de sistemas sin la evidencia de las pruebas unitarias o no me hagan participar de las soluciones técnicas que no puedo avalar, por que siempre tengo una visibilidad muy reducida y siempre la tendré en ese mismo sentido.

Acepto en parte todo por que soy o fui el principal proponente de los cambios que hoy vivimos y quiero palparlos hasta con los errores y principalmente con ellos.

Aquí se evidencian muchas cosas estimado Julio. No es la falta de interés en el trabajo, no es poco involucramiento, no es desinteligencia, tampoco mala voluntad y sigo cuestionando, no es “falta de responsabilidad”. Se evidencia un antiguo modo de trabajo reaccionario contra un modelo que nos exige ser pensantes, concluyentes e interdependientes. El llamado “proceso corto” nos esta cobrando en cada proyecto y más de un par de veces, discusiones dolorosas.

No podemos plantear la habilitación de un ambiente que no existe, sea para pruebas, para desarrollo o para despliegue, sin una estrategia que no surja en un momento caliente donde ya todo ha fallado. No es sano plantear el involucramiento de cuanto elemento se mencione por que nos sirvió en un instante o por que parece, sin análisis de todo, que nos va a venir como anillo al dedo.

Volviendo en concreto a nuestras experiencias de hoy, particularmente yo desconocía todo el contexto fuera completo. ¿Como puedo adivinar tantas cuestiones que por años ustedes manejan? Pusiste en el mensajero “que poca curiosidad”. Solo admito eso si mi mente estuviera chata después de varios años aquí en la organización y no me dedicara con entusiasmo a los que hago.

Pero mi condición es otra. Con muchos elementos que no pensaba utilizar, intento guiar a un equipo que no quiere ser guiado, pero prefiere ser golpeado por los fallos y por las críticas duras. He intentado colaborar en muchos aspectos, desde facilitar las planificaciones, ayudar en los seguimientos hasta intentar tener historia, pero no debo perder el foco en lo que vine a hacer.

Entonces quiero enfocarme y seguir ideando las mejoras, proponerlas, materializarlas, trabajarlas, sufrirlas y finalmente, disfrutarlas.

Quiero y necesito que sigamos agregando elementos de trabajo como herramientas, metodologías y procesos para algún día ser parte de una verdadera compañía que ayudé a moldear.

Espero que este mensaje no sea tomado a la tremenda ni sea de muy mal gusto para alguien, pero por ahí son cosas que quiero decir hace rato y no veo como hacerlo en un momento propicio donde se me pueda escuchar mil veces sin que algo lo silencie.

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: